Sellos, pisos y otras piramidales

Los delitos económicos y financieros han sido los menos perseguidos en este país

JUAN CARLOS VILORIA@J_CVILORIA

Por fin la justicia ha sentado en el banquillo a la cúpula de Fórum Filatélico para fijar responsabilidades penales a su monumental estafa piramidal que dejó en los huesos a un cuarto de millón de ahorradores. La trama delictiva ya ha quedado al descubierto en los diferentes procedimientos judiciales. Y no tiene mayor complejidad que la creación de una sociedad cuya rentabilidad mercantil era ínfima pero que financiaba las altas plusvalías de los impositores con las aportaciones de los nuevos socios. Tan viejo como el hilo negro. Bueno, pues en España esta estafa, este toco-mocho, este mangazo tan rudimentario, estuvo en activo durante 27 años. ¡Casi tres décadas!

Eso no dice mucho de la vigilancia pública sobre el ámbito de los negocios financieros donde los ciudadanos se juegan sus ahorros. De vez en cuando caía algún chiringuito de cuatro amiguetes, pero ante los ojos de la CNMV, la Agencia Tributaria, el ministerio de Economía y Hacienda, los 29 que ahora se sientan en el banquillo le estuvieron chuleando los ahorros a 270.000 compatriotas. Que se dice pronto. Cuentas de compras y ventas que no cuadraban, adquisiciones sobrevaloradas hasta un 900 por cien; proveedores que no emitían facturas, directivos que se convertían en asesores de la propia empresa con tarifas estratosféricas. Y los vigilantes de la playa... en Belén con los pastores. Con puntuales excepciones los delitos de carácter económico, financiero, empresarial en este país, han sido los menos perseguidos, los más impunes y los menos publicitados. Casi existía una especie de complejo de culpa en el ciudadano engañado, abusado, estafado en operaciones de fondos, preferentes, salidas a Bolsa tramposas. Vergüenza y culpa.

Solo el hundimiento de la economía financiera como origen de la crisis de 2007 consiguió activar el control especialmente en el sector público de las cajas de ahorro. Pero ahora que hablamos de Cajas nadie ha reclamado (como los perjudicados de Fórum Filatélico) que el Estado se haga responsable subsidiario del hundimiento de los precios de los pisos. Porque eso sí que fue la mayor estafa piramidal de los últimos años. ¿Cuantos millones de trabajadores confiaron sus ahorros a la compra de una vivienda en un mercado artificialmente inflado por los promotores? El funcionamiento era similar a Fórum Filatélico salvando las distancias. Las ganancias de los que vendían se financiaban con los sobreprecios de los que compraban. La perdida de más de la mitad de los ahorros de los socios de Fórum se parece mucho a la descapitalización de tantos que confiaron sus dineros a un mercado inmobiliario sin ningún control. Ni el Banco de España, ni las Cajas de Ahorros, ni el Gobierno. Nadie advirtió de la burbuja inmobiliaria ni frenó a los promotores especuladores, ni a los ayuntamientos voraces recalificando a precios de Manhattan. Millones de pequeñas estafas han quedado impunes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos