Los salarios y la crisis

La pujanza de la economía española, cuya crecimiento es el más alto de las principales potencias de la UE, contrasta con el comportamiento de los salarios, más propio de una etapa de crisis que de la bonanza que reflejan todos los indicadores. Los sueldos solo han crecido un 0,3% en el último año y se mantienen en niveles similares a los de hace seis años. Los costes laborales han soportado buena parte del intenso ajuste que las empresas se han visto obligadas a realizar en plena recesión para sobrevivir y ser competitivas. La mejora de la economía ofrece margen para un aumento de las retribuciones en las compañías y sectores que, tras arduos sacrificios, han logrado salir de la crisis sin heridas que amenacen su futuro más inmediato, con las cautelas que sean necesarias en cada caso. Ese incremento, por el que ahora aboga Rajoy, tendría efectos positivos sobre la economía al incentivar el consumo de las familias y, sobre todo, trasladaría a los bolsillos de los ciudadanos la firme recuperación de la actividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos