Salarios congelados

La Encuesta Anual de Estructura Salarial confirma que los sueldos prácticamente no se han movido al alza, sino al contrario, con la recuperación económica que ya va por su tercer año, con crecimientos de la economía del orden del 3% del PIB. Según dicho análisis, la revalorización para la mayor parte de los trabajadores en cinco años es de 0,72 euros al mes, o de nueve euros anuales desde 2010. Estos trabajadores suman por tanto a la inseguridad de su posición un salario cada vez más bajo. Esta situación no es sostenible. La propia ministra de Empleo ha recomendado a los agentes sociales que pacten subidas salariales significativas porque ya es hora de que los excedentes pasen a engrosar las rentas del trabajo. Pero en un marco lógicamente capitalista y en un contexto de tan elevado desempleo, será muy difícil que los trabajadores mejoren su posición por medios puramente voluntaristas. Lo que urge es que se les devuelva siquiera en parte la capacidad de negociación colectiva que les fue retirada con la última reforma laboral. Y es evidente que los trabajadores del sector privado tendrían argumentos para lograr mejoras si las administraciones devolvieran a los funcionarios siquiera una parte del poder adquisitivo perdido en los últimos años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos