RONDA DE CONSULTAS

MANUEL ALCÁNTARA

Lo más difícil de los ejemplos es seguirlos. El presidente francés, Macron, ha congelado el sueldo del Gobierno, al mismo tiempo que prohibía contratar a los familiares de los gobernantes. Lo nuestro es más difícil porque lo que propone Podemos es subir en 11.500 millones de euros los impuestos y disipar el gasto público, que lleva mucho tiempo apuntándonos a todos los españoles y sin marrar los disparos. ¿Cómo no nos va a gustar la idea de Pablo Iglesias de aprobar una renta que garantice para todas las familias con pocos recursos, o sin ningún recurso, que tendrán material escolar gratis? La realidad suele discrepar con los sueños y llevan una larga temporada discutiendo, pero el proyecto es magnífico. Sólo falta poner manos a la obra y eso únicamente se hace con dinero, que es la posibilidad inmediata de cumplir los sueños.

Ha hecho bien las cuentas el líder de Podemos, que quizá sea un soñador para un pueblo adormilado. El 'efecto expansivo' generalizaría una recuperación económica, pero exige rescatar a los dependientes en vez de a las autopistas y, lo que es más arduo todavía, subir los impuestos a los bancos y a las grandes compañías.

Dejó dicho Churchill, que no tenía veleidades marxistas, que el capitalismo reparte desigualmente la riqueza, pero el comunismo lo que hace es distribuir equitativamente la miseria. Vaya lo uno por lo otro mientras todos nos podemos ir al garete, pero no hay para todos. Quienes han acumulado más dinero opinan que subir los impuesto es castigar la excelencia. Ellos sabrán, porque los demás sólo conocemos la forma de su huida y además estamos sumidos en el conflicto catalán, no en debatir la sucesión de Rajoy. El consultorio está abierto y sigue la ronda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos