Rato ajusta cuentas

Rodrigo Rato, vicepresidente económico del Gobierno con Aznar, después sucesivamente director gerente del FMI y presidente de Bankia, compareció ayer ante la comisión del Congreso que estudia la crisis financiera y fue muy crítico con el ministro de Economía, De Guindos, quien organizó el rescate del sistema financiero español y forzó su dimisión al frente de Bankia. Hasta el momento, Rato ha sido condenado en primera instancia por las 'tarjetas black' de Caja Madrid, aunque están pendientes otros juicios donde está acusado de diversos delitos por la salida a Bolsa de Bankia y su gestión al frente de la entidad. En su comparecencia en el Congreso, donde no asumió autocrítica alguna, optó por hacer de su defensa un ataque contra el Gobierno, pero en especial ajustó cuentas con Luis de Guindos, al que acusó de haber organizado con la competencia el rescate de Bankia y de hundir las acciones al exigir su salida del banco. Rato llegó a insinuar que desde el Ejecutivo se había orquestado una caza contra él con motivo de la investigación fiscal. Este país está saliendo de una etapa de corrupción muy dolorosa, en la que se han mezclado muchos intereses. En términos políticos, será casi imposible restañar las heridas abiertas ni devolver la confianza al ciudadano. De ahí que lo deseable sea que la Justicia apriete el paso y ofrezca cuanto antes la verdad judicial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos