Es posible si nos lo proponemos

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, constituye una oportunidad para reflexionar sobre los avances alcanzados y examinar las cuestiones que, en materia de igualdad de oportunidades, quedan aún por lograr con el objetivo de afrontar los retos pendientes y afianzar la igualdad como principio básico de nuestra sociedad.

Son muchas las asignaturas pendientes relacionadas con la igualdad, como la igualdad salarial, el techo de cristal, la corresponsabilidad entre mujeres y hombres, y la violencia de género. En este ámbito, máximo exponente de la desigualdad, es reseñable el Pacto de Estado contra la violencia de género alcanzado en 2017 como respuesta unánime que pretende reunir a todas las administraciones públicas, a las organizaciones de mujeres, a los agentes económicos y sociales, y al poder judicial para trabajar de forma conjunta en la sensibilización, prevención, asistencia y protección a las víctimas.

En materia de igualdad, es preciso destacar también que en 2017 el Gobierno de La Rioja presentó el Diagnóstico de Género de la Comunidad Autónoma de la Rioja, realizado en colaboración con la Universidad de La Rioja. Un instrumento que permite identificar necesidades y diseñar actuaciones a corto, medio y largo plazo dirigidas a superar situaciones de desigualdad.

Ese esfuerzo debe ir dirigido a poner en marcha iniciativas que favorezcan el empoderamiento de las mujeres en todos los ámbitos y pongan en valor su forma de actuar, tomen decisiones y gestionen el poder. En este sentido, hay que destacar los beneficios que conlleva el empoderamiento económico de las mujeres. Como señala ONU Mujeres, cuando el número de mujeres ocupadas aumenta, las economías crecen. Del mismo modo, incrementar la proporción de los ingresos del hogar controlados por las mujeres y procedentes de lo que ganan ellas mismas, modifica los patrones de gasto en formas que benefician a hijas e hijos.

La corresponsabilidad es otro de los aspectos claves sobre los que es preciso seguir trabajando para lograr la igualdad y mejorar la situación laboral, doméstica y personal de las mujeres. Porque la corresponsabilidad permitiría a hombres y mujeres compatibilizar la vida familiar con la laboral, lo que contribuiría a la participación de todos y todas en todas las esferas, y beneficiaría de forma global a toda la sociedad.

Sirva, por tanto, este 8 de marzo para expresar el compromiso de la Comunidad Autónoma de La Rioja a:

- Seguir trabajando para incorporar la perspectiva de género en todas las políticas públicas.

- Aprobar el I Plan de Igualdad en nuestra Comunidad Autónoma.

- Continuar trabajando por la coeducación de los niños y niñas para favorecer el pleno desarrollo de la personalidad con independencia del sexo a que pertenezcan y la formación en el respeto a los derechos y libertades fundamentales.

- Seguir trabajando por la erradicación de la lacra social que supone la violencia de género para las mujeres, sus hijos e hijas, y para toda la sociedad.

- Promover el empoderamiento de las mujeres para que puedan participar plenamente en los procesos de toma de decisiones y para alcanzar la igualdad de género, la erradicación de la pobreza y el crecimiento económico inclusivo.

- Incentivar el protagonismo de las mujeres en el espacio público y el de los hombres en el ámbito doméstico para promover la corresponsabilidad y facilitar la conciliación de la vida laboral, familiar y personal.

- Sensibilizar a toda la población para que lograr una igualdad real y efectiva sea un objetivo del conjunto de nuestra sociedad.

Este cambio es posible si nos los proponemos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos