Podemos, contra el 155

El recurso ante el Constitucional le sirve para diferenciarse y se presentará el día que comienza la campaña electoral

La decisión del grupo parlamentario Unidos Podemos-En Comú-En Marea de recurrir ante el Constitucional la aplicación del artículo 155 en los términos en los que fue acordada por el Senado el 27 de octubre reúne, en un mismo gesto, la oposición que el grupo liderado por Pablo Iglesias mantiene respecto a la intervención sobre el gobierno de la Generalitat, la oportunidad de En Comú para hacer valer su confederación con Podemos, y la necesidad de personarse en solitario para diferenciarse del independentismo evitando el 'unionismo'. Es cierto que la operación compromete a las instituciones, puesto que el recurso de cincuenta miembros de la Cámara Baja frente a la resolución adoptada por la Cámara Alta con el apoyo de 215 senadores contra 46 y 1 abstención obliga al TC a pronunciarse, en el fondo, sobre el desarrollo de una previsión constitucional ciertamente vaga en cuanto a su literalidad. Aunque es de esperar que la argumentación de los diputados de Podemos-En Comú no será la que enarbolaba el representante de ERC, Gabriel Rufián, al calificar de «golpe de Estado» la aplicación del 155, sino que el recurso se refiera al contenido de la resolución adoptada por el Senado y a cómo ha sido llevada a la práctica por el Gobierno. Iglesias y Doménech creen que la inconstitucionalidad está demostrada por la negativa expresa de los constituyentes a admitir el supuesto de la suspensión de una autonomía. Supuesto que ni recoge el artículo de la Constitución, ni contempla en ningún caso el acuerdo del Senado, ni tiene que ver con la actuación del Gobierno de Rajoy cuando, además, procedió a la disolución del Parlamento y a la convocatoria de elecciones para el 21 de diciembre; precisamente para que el 155 deje de estar en vigor cuanto antes, tras servir a los propósitos de su literalidad: «cumplir las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan» a la autonomía. El margen jurídico para el recurso parece tan estrecho que los efectos políticos inmediatos -la denuncia pública y diferenciada del 155 en plena precampaña electoral por parte de En Comú Podem- estarían sujetos a la eventualidad de que el resultado final sea la consagración del 155 en su desarrollo por el Senado y la aceptación de su aplicación por el Tribunal Constitucional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos