Pensiones públicas, sostenibles y equitativas

La propuesta del PP busca reforzar la equidad del sistema y que los trabajadores con carreras largas de cotización puedan optar de manera voluntaria por la mejor alternativa para ellos

La comisión parlamentaria del Pacto de Toledo se creó en 1995 con el apoyo y consenso de todos los partidos políticos para convertirla en un foro en el que proponer, debatir, analizar y acordar medidas para asegurar la sostenibilidad del sistema español de pensiones. El Partido Popular siempre ha defendido que en esta comisión permanente no legislativa debe primar el interés general y que, respondiendo al mandato de los ciudadanos, estamos obligados a llegar a acuerdos que beneficien a los pensionistas y, por lo tanto, a toda la sociedad española.

En el marco de los trabajos que desarrolla esta comisión, el grupo popular planteó el pasado día 10 de enero su última propuesta en materia de pensiones: la posibilidad de determinar de manera voluntaria el periodo de cálculo de la pensión de jubilación para quienes han cotizado 38 años y medio y se jubilen a la edad ordinaria. Medida que posteriormente anunció públicamente la Ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

La propuesta que el Partido Popular ha puesto sobre la mesa de la comisión busca reforzar la equidad del sistema y que los trabajadores con carreras largas de cotización puedan optar de manera voluntaria por la mejor alternativa para ellos, bien eligiendo entre el modelo de cálculo de pensión vigente o bien escogiendo como alternativa una fórmula que contemple para el cálculo toda la carrera laboral, si con ello viesen mejorada la cuantía de su pensión.

Con esta alternativa, presentada donde corresponde como han reconocido portavoces de otros grupos parlamentarios poniendo en evidencia el intento de manipulación del PSOE, el Partido Popular pretende minimizar los efectos que han podido tener la crisis económica, la destrucción de empleo o la infracotización en el cálculo de la pensión de trabajadores con vidas laborales largas. Además, mejora la justicia del sistema, al atenuar sesgos, y prima la capacidad de decisión del trabajador sobre su pensión futura.

Los más de 9,5 millones de pensionistas españoles, casi 69.000 de ellos riojanos, merecen más responsabilidad y rigor del PSOE en un asunto capital como sus pensiones. Se merecen un PSOE leal y riguroso, que crea en el Pacto de Toledo y no lo devalúe utilizándolo de manera partidista. Todos tenemos la responsabilidad de presentar cuanto antes nuevas recomendaciones al Gobierno de España que contribuyan a la sostenibilidad del mejor instrumento de solidaridad que tenemos, el sistema de Seguridad Social.

En este sentido, el Partido Popular renueva su compromiso por seguir trabajando en defensa de un sistema de pensiones público, sostenible, equitativo y solidario, cuya viabilidad siga siendo la creación de empleo y en el que el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas es un objetivo fundamental y prioritario. Tanto es así que, pese a la mala herencia que dejó el Gobierno central del PSOE, que en 2010 congeló las pensiones por primera vez en España y en 2011 las redujo entre un 10% y un 20%, hemos logrado revertir la situación gracias al esfuerzo de la sociedad española y a la creación de empleo.

La realidad es que hoy se pagan más pensiones y más altas que nunca. Desde que el Partido Popular asumió el Gobierno de España en 2011, el número de pensionistas riojanos se ha incrementado en más de 4.000 y la cuantía de la pensión media del total del sistema ha aumentado un 16,34%, pasando de los 775,49 euros de diciembre de 2011 a los 902,22 euros de diciembre de 2017.

El Gobierno del Partido Popular ha garantizado por Ley que las pensiones suban, eso sí, lo hacen de manera moderada porque es lo que permite la salud financiera del sistema. En este sentido, el sistema público de pensiones español es un ejemplo para el mundo, pero es necesario seguir fortaleciéndolo y garantizando su viabilidad futura.

Hoy, España es el segundo país europeo con mejor relación entre la pensión y el último salario recibido por el trabajador. Además, somos uno de los once países de la UE que cuenta con un sistema de pensiones mínimas para 2,5 millones de personas que no cuentan con una pensión contributiva. Seguimos avanzando con medidas como la puesta en marcha del complemento de maternidad que reciben alrededor de 310.000 españolas, más de 1.800 de ellas en La Rioja, y que ha contribuido a reducir la brecha de género en las pensiones en 13 puntos en apenas dos años.

Fruto del compromiso adquirido con todos los españoles, el Partido Popular seguirá trabajando con rigor y responsabilidad para garantizar la sostenibilidad de nuestro sistema público de pensiones, para que de la mano de la recuperación económica, la creación de empleo y la consolidación fiscal, fortalezca sus pilares y siga siendo un ejemplo de solidaridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos