Paraísos fiscales

La exclusión de los listados de paraísos fiscales de aquellos países o ámbitos territoriales que suscriban un compromiso de intercambio de información de valor fiscal con los gobiernos e instancias internacionales que así se lo exijan está permitiendo la perpetuación de la opacidad y el descontrol propicios a la evasión de responsabilidades tributarias y al delito. A ello contribuye sin duda la carencia de criterios unificados, no ya en el enunciado de los requisitos para que un paraíso fiscal deje de serlo a ojos de la comunidad internacional, sino especialmente en cuanto a las pautas de aplicación de esos compromisos de transparencia. Además de la elusiva y dilatoria gestión que se hace de los mismos en demasiadas ocasiones. La inclusión del grado de tributación que presenta cada país o ámbito territorial señalado como 'paraíso' a efectos fiscales, ofrecería una imagen más diáfana de lo que ocurre en el mundo. Pero su eficacia dependería siempre de las medidas legales -financieras y comerciales- que se establezcan en los restantes estados para desincentivar la deslocalización ventajista en pos de la anomia fiscal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos