El Papa, a América Latina

El Papa Francisco inicia hoy un viaje de una semana a Chile y Perú, en el subcontinente del que él mismo procede, y sin hacer escala en su Argentina natal, adonde no ha regresado desde su entronización en 2013. Sin embargo, se prevé que numerosos compatriotas del Pontífice acudirán a Chile para encontrarse con él. Latinoamérica está sumida en un intenso proceso de cambio desde la izquierda hacia posiciones más liberales, y esta inestabilidad puede complicar en alguna medida el viaje papal. Concretamente, en Chile lo recibirá en un clima enrarecido la socialista Bachelet, quien en marzo entregará el testigo al conservador Piñera; y en Perú, sigue coleando el conflicto suscitado por el indulto al genocida Fujimori otorgado por el actual presidente, Kuczynski, quien ha conseguido así eludir una censura parlamentaria por corrupción. El viaje papal, que tratará como siempre ser un lenitivo para las tensiones y una llamada a la solidaridad contra la pobreza, incluirá encuentros con indígenas peruanos de la Auracanía y la Amazonia y mostrará su preocupación por el medio ambiente. No hay duda de que esas visitas de buena voluntad contribuyen a la paz y a la concordia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos