Pago de impuestos

Las grandes empresas tecnológicas se escapan del control de los estados, de sus legislaciones, y de la regulación económica y competencial concertada en el ámbito internacional. Encarnan la globalización como un universo inaccesible para su supervisión por parte de las democracias liberales. Y hasta el mundo digital que dominan comercialmente parece, gracias a su indiferencia, a merced de regímenes autoritarios y de los más opacos intereses. La naturaleza misma de ese nuevo espacio no solo dificulta, sino que hace imposible el orden establecido a partir del paradigma del Estado de derecho con efectos planetarios. De modo que se impone la salida más cuerda: establecer un campo de juego compartido entre los poderes públicos y las grandes tecnológicas para evitar lo peor. Y en ese campo se incluye un justo pago de impuestos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos