UN OLVIDO INJUSTO

PABLO ÁLVAREZ

Señores, no somos nada. Bueno, algo sí. Pero poco. Es lo que tiene ser una esquina de país y no dar mucha guerra. Que cuando llega la hora de tomar decisiones como hay que tomarlas (es decir, con la billetera) uno puede partir de la asunción de que le van a ir dando.

Que no hablamos por hablar. La penúltima ha sido la de los juzgados. En La Rioja quienes saben de esto llevan dos décadas clamando porque haya un tercer juzgado de lo Penal. Los dos que hay no dan abasto, las causas se eternizan, y pese a que los profesionales intenten hacer las cosas como Dios manda, apenas lo logran. Y así pasa que el juicio por los incidentes tras la huelga del 14-N de 2012 se vaya a celebrar (si no pasa nada) en abril de 2018. Con cinco años y medio, eso ni es ni justicia ni es ná.

Pues bien, el pasado 13 de octubre el Ministerio de Justicia publicó una especie de carta de los Reyes Magos al revés: una lista de juzgados nuevos que se iban a a crear en los próximos meses. Había para todos. Bueno, para casi todos: no para La Rioja, aunque sí se reforzaban servicios de otra comunidades que tienen menos carga de trabajo, según los datos.

Los jueces de por aquí están que trinan, claro. También los fiscales: en España hay una media de 4 por juez, y aquí 2,3.

Son olvidos injustos, y no son los únicos. Aquí seguimos esperando el famoso desvío de los camiones por la AP68, que en invierno iba a ser en verano y en septiembre era cuestión de días. Y en un tiempo habrá que decidir si el corredor ferroviario Atlántico-Mediterráneo pasa por Navarra o por La Rioja. Por aquí sería más corto y con el relieve más sencillo. ¿Apostamos algo?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos