Notable con salvedades

El Barómetro Sanitario del 2018, que el Ministerio del ramo hizo púbico ayer, vuelve a colocar a la sanidad pública riojana entre las mejor valoradas del país, una evaluación sobresaliente que reconoce el extraordinario trabajo que mayoritariamente hacen los profesionales implicados. Y aunque en el detalle del Barómetro los riojanos califican con nota alta la Atención Primaria y la Especializada y aplauden rotundamente el trato en los ingresos hospitalarios, los mismos usuarios también revelan un par de datos cuando menos preocupantes. Por un lado, consideran mayoritariamente que el problema de las listas de espera o sigue igual o ha empeorado. Por otro, desvela los problemas de cerca de 6.000 usuarios para afrontar el copago de medicamentos, hasta el punto de verse obligados renunciar a su adquisición. Una realidad ésta que se antoja incompatible con un sistema que presume de modélico y que afea una fotografía impecable en lo demás.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos