Momento de esperanza

Momento  de esperanza

El diálogo con el PSOE debe trasladarse también a La Rioja para generar un proyecto regional de progreso que acabe con la inacción del actual Gobierno

La esperanza es pasión por lo que es posible. (Soren Kierkegaard).

El pasado viernes, 1 de junio, el Congreso de los Diputados resolvió, en el ejercicio democrático de las facultades constitucionales que le son conferidas y por votación mayoritaria de los grupos parlamentarios que representan a la sociedad española, aprobar la moción de censura que puso fin al Gobierno del Partido Popular.

La moción de censura en España tiene carácter constructivo, tal como dispone nuestra Constitución en su artículo 113. Por lo tanto, siendo el PSOE el proponente de la moción, este partido recibió el mandato del Congreso de los Diputados para formar un gobierno encabezado por el candidato a presidente, Pedro Sánchez.

El proceso de la moción de censura es, por tanto, indudablemente democrático y constitucional, además de continuista, por lo que quienes argumentan lo contrario desprecian nuestras normas más básicas e incurren en contradicción con su supuesta defensa de la Constitución y el Estado de derecho. Con sus agresiones verbales e insultos muestran que lo que les interesa únicamente es el beneficio electoral y, para ello, siembran discordia y enfrentamiento.

Tras la investidura de Pedro Sánchez como nuevo presidente del Gobierno español se abre ahora un nuevo periodo político marcado por la esperanza en la posibilidad de dar un cambio fundamental a las políticas antisociales del Ejecutivo del expresidente Rajoy.

Las intenciones reflejadas por el nuevo presidente de orientar su política a la defensa de los derechos sociales y a paliar la desigualdad creciente durante los últimos años nos hace considerar el momento político como esperanzador, aunque siempre con las cautelas necesarias.

El gobierno 'geringonça' de Portugal está siendo ejemplo real de que una política progresista de pactos y negociación multilateral es posible y que sus efectos son beneficiosos para un país y para su mayoría social. España tiene hoy la oportunidad de ponerlo también en práctica una vez que el multipartidismo está definitivamente asentado.

Podemos ha apoyado la moción de censura de forma incondicional porque era necesaria, por dignidad democrática, especialmente tras la sentencia del caso Gürtel. Una vez formado Gobierno nuestra posición es la de tender los puentes necesarios hacia el PSOE para revertir las dinámicas previas y encauzarlas hacia políticas sociales de forma colaborativa. Son necesarios acuerdos que impriman un carácter progresista en nuestro país y que devuelvan a la mayoría los derechos arrebatados.

Quizás no sea sencillo para este Gobierno sacar adelante proyectos legislativos de calado, pero sí tomar decisiones importantes para modificar las políticas previas. El nuevo Ejecutivo puede levantar los vetos a proposiciones que el anterior ejecutivo impuso en el Congreso con los votos del Partido Popular y el apoyo de Ciudadanos. También revertir elementos legislativos previos como la 'ley mordaza', las reformas laborales, los techos de gasto que limitan la autonomía municipal, la regulación sobre pensiones o la financiación del pacto de violencia de género. Para ello, desde Podemos adoptamos una posición de colaboración, de fuerza confiable, que sea útil para tomar un rumbo que responda a las expectativas e ilusiones generadas en la sociedad española con el cambio de gobierno.

En cuanto a La Rioja, el cambio del ejecutivo estatal también va a tener consecuencias importantes; la primera y más importante es la sustitución del titular de la Delegación de Gobierno que permitirá mejorar la calidad democrática de nuestra comunidad. También pueden modificarse elementos fundamentales para La Rioja en materia de infraestructuras o cultura.

En Podemos La Rioja también queremos mantener una colaboración constructiva con el PSOE riojano, creemos que el diálogo impulsado entre nuestras fuerzas políticas a nivel estatal debe trasladarse también a La Rioja para generar un proyecto regional de progreso que acabe con la inacción del actual Gobierno que está provocando la caída de nuestra comunidad, devuelva las instituciones a la gente y ponga final a las redes clientelares generadas durante años y sobre las que se sustenta el PP.

Tendremos enfrente a los partidos de la derecha, PP y Ciudadanos, cuyos agresivos mensajes de miedo o inestabilidad muestran su profunda preocupación porque seamos capaces de ofrecer, desde los espacios progresistas, certezas y confianza a la sociedad y que ello redunde en un cambio político y social también en nuestra comunidad en el ya próximo 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos