LA OTRA MITAD

MANUEL ALCÁNTARA

Se han hecho mal las cuentas porque no había forma de hacerlas bien desde el largo momento en el que los pensionistas y los funcionarios se llevan la mitad de los Presupuestos. A pesar, entre otros pesares, de que la Seguridad Social ha conseguido su mejor balance desde los últimos diez años. Para acabar de arreglarlo, se divulga ahora el real desencuentro cuando doña Sofía quiso posar con sus nietas y doña Letizia se lo impidió. Realmente, fue un conflicto y los que salieron perdiendo fueron los abuelos, que ya no saben andar a manotazos. Mientras, Cristóbal Montoro, que ha presentado sus cuentas con medio año de retraso, nos pormenoriza el desastre financiero, acompañado por la presidenta del Congreso, Ana Pastor. El trasvase de votos a Ciudadanos es incontenible y una vez que ha tomado carrerilla no hay quien lo detenga sin ser detenido. Faltan catorce meses, que en política equivalen a una eternidad más un día. Mientras, la gente sigue hablando del gol de Cristiano Ronaldo, que fue una obra de arte aunque no se pueda enmarcar.

El fiscal alemán ha apreciado violencia en la rebelión de Puigdemont. También la habíamos apreciado los que no le tenemos ningún aprecio. Ahora la Fiscalía alemana solicita la entrega, pero el Parlament autoriza al 'expresident' a delegar su voto en las futuras sesiones. Lo peor de don Carles no es que haya llegado, sino que no quiere irse. Tiene vocación de mártir, pero no encuentra los verdugos adecuados para cumplirla y sigue a la espera de que un tribunal decida sobre su traslado. Los delitos de los que se le acusa equivalen a los de alta traición, por eso el procesado seguirá en la cárcel hasta que la audiencia alemana resuelva el caso. Son las ventajas del 'riesgo de fuga'. Se parecen a parada y fonda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos