Miscelánea de cosas que no entiendo

JULIO ARMAS

De presencias ausentes. No lo entiendo. Hace semanas y semanas que el navío catalán navega sin capitán y el barco no solo navega sino que, para muchos, lo hace mejor que lo hacía antes. Salvo que los que faltan hicieran poco, (o nada), no lo entiendo.

De incumplimientos constitucionales. No lo entiendo. Por una parte dice el Apartado 3 del Artículo 16 del Titulo I de nuestra Constitución que: "Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones". Por otra parte el Barómetro del CIS correspondiente al mes de febrero refleja que un 67% de los españoles se declara miembro de la religión católica y por otra parte leo que el "Ayuntamiento de Madrid destinó en 2016 147.062 euros a la programación de Semana Santa, mientras a las celebraciones de otras religiones con menor penetración en la ciudad se destinan cantidades similares: 197.000 euros para el Año Nuevo Chino y 143.000 euros para el Ramadán en 2017, casi 350.000 en total". No lo entiendo.

De un presunto 'anchoagate'. No lo entiendo. Leo que durante dos legislaturas el presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se gastó algo más de medio millón de euros en comprar latas de anchoas que luego regalaba generosamente. No lo entiendo. Más de ochenta millones de las antiguas pesetas gastados en latitas de anchoas, ¿no son muchas latitas...? y lo que es peor... ¿medio millón de euros, no son muchos euros...? aunque sean otros los que los paguen.

De los ríos que van a dar a la mar. Al parecer la gente de Santa Eulalia del Río (en la isla de Ibiza) está que echa las muelas. Al parecer su río, el único que hasta ahora existía en Baleares, ha perdido esta condición después de que el nuevo Plan Hidrológico del Govern balear haya dicho, de la noche a la mañana, que de único nada monada, que en las islas existen nada menos que 91 ríos (a saber: 72 en Mallorca, doce en Menorca y siete en Ibiza). «Santa Eulalia no se merece el maltrato que se le está dando por parte del Govern balear, es un error y confío en que se arregle, y que Santa Eulalia siga siendo Santa Eulalia del Río, y que no desaparezca esa condición porque unos trámites administrativos no lo tengan en cuenta» dice su alcalde. No lo entiendo. Para que se llame del Río no hace falta que actualmente tenga río. En la provincia de Jaén hay una aldea que se llama Venta de Pantalones, en la que mucho me extrañaría que se vendieran pantalones. ¡Y no pasa nada, oiga! ¿A qué viene tanto lío? Y por otra parte... más de noventa ríos, ¿no son muchos ríos? No lo entiendo.

De premoniciones acertadas. Dijo el abogado de Puigdemont: «Veo la extradición denegable. Es un deseo y una impresión muy sólida. El caso pinta bien» Media docena de días después leo: «La Fiscalía alemana ha pedido a la Audiencia Territorial de Schleswig la tramitación de la extradición a España del expresidente de la Generalidad Carles Puigdemont y lo hace por los delitos de rebelión y malversación de fondos públicos que señalaba el juez Llarena en la euroorden emitida». La última noticia es que la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein, descartando el delito de rebelión, cree que puede ser aceptado el de malversación, por lo que el proceso de extradición sigue adelante. Visto lo visto, esta vez estoy de acuerdo con el abogado de Puigdemont. El caso pinta bien.

De presupuestos y otros vaticinios. No lo entiendo. El Ejecutivo ha presentado sus presupuestos. Unos partidos, tras estudiarlos debidamente, están a favor de que sean admitidos. Otros proponen enmiendas en algunas de sus propuestas. Otros hay que prefieren una enmienda a la totalidad. Solo el PNV, viendo pelar las barbas de su vecino, no está dispuesto a admitirlos porque el Pisuerga pasa por Valladolid. Non gogoa, han zangoa, se dice en euskera. (1)

Y hasta el domingo que viene, si Dios quiere, y ya saben, no tengan miedo.

(1): Donde el corazón camina, el pie se inclina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos