La memoria histórica en la universidad

«Nuestra sociedad cada vez está más concienciada y madura para asumir lo que todavía queda pendiente de aflorar para construir ese futuro en el que el pasado no se repita»

La memoria histórica aflora allí donde se han violado grave, sistemática y masivamente los derechos humanos. Tanto en el derecho internacional sobre Derechos Humanos como en la jurisprudencia de los tribunales internacionales de derechos humanos está cada vez más firme y reconocido el derecho de las víctimas de violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos a la tríada indisociable del derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación.

Esta emergente 'cultura de las víctimas' está generando, a su vez, la necesidad de construir una cultura de la memoria que permita a las generaciones presentes construir un futuro en el que el pasado no se repita.

* El curso de verano 'Memoria Histórica
De Fosas, Libros y Silencios' se desarrolla a partir de hoy y hasta el próxomo viernes en la Universidad de La Rioja

En nuestro país, la memoria histórica está cumpliendo una importante función social, política y moral: la de mantener viva la memoria de las víctimas del franquismo hasta que sea reconocida su verdad, restituida su dignidad y reparado el daño moral que se infringió a las víctimas y se legó a sus descendientes.

En el ámbito universitario, el tema de la memoria histórica es muy transversal y muy multidisciplinar en la documentación, el conocimiento, la interpretación y la investigación. Desde la Historia, el Derecho, la Economía, la Sociología, la Educación, la Ciencia Política, las Bellas Artes, la Arquitectura, la Ingeniería, etc., continúan generando aportaciones, y quizá ahora más que nunca, en su hacer sobre lo que aglutina el término que todos entendemos como memoria histórica.

Hoy se inicia en la Universidad de La Rioja, dentro de los cursos de verano, el curso que se extenderá durante tres días. El curso reúne y presenta de manera integrada las perspectivas que ofrecen tres campos o áreas de conocimiento sobre la memoria histórica.

En primer lugar, esa área en la que se han dado la mano la arqueología y la medicina forense para mostrar el proceso de búsqueda, exhumación y recuperación de personas de las fosas comunes de la Guerra Civil.

En segundo lugar, la memoria escrita, la literatura, que va analizando los escritos de muy diversos autores que vivieron el enfrentamiento, recuperando a escritores asesinados durante la contienda o sirviendo de musa para escritores actuales.

Y una tercera área, el estudio de la memoria histórica desde la psicología, que va analizando la lucha de la memoria contra el olvido de las personas desde los acontecimientos de la Guerra Civil hasta la actualidad y viendo cómo el silencio y la transmisión transgeneracional han sido, con frecuencia, traumáticos.

Además de las diversas conferencias desde estas tres áreas, el curso cuenta con otros tipos de actividades. Se visionará el documental que ha sido recientemente rescatado por la filmoteca de la Comunidad de Valencia. Se presentará el libro que ha salido a la luz este verano. Se dialogará en la tertulia literaria en la que participan cinco escritores que publican con asiduidad en estas mismas páginas de LA RIOJA. El curso se complementará con la exposición

Los documentos gráficos de esta exposición han sido elaborados por la Sociedad de Ciencias Aranzadi y la Universidad del País Vasco (UPV) y han sido financiados por el Gobierno Vasco, dentro de los acuerdos firmados para cuestiones relativas a la memoria histórica. El objetivo de la exposición es dar a conocer al público el proceso de localización y exhumación de fosas de la Guerra Civil, que Aranzadi lleva realizando desde el año 2000. Esta Fundación dispone de una base de datos con más de 50.000 fotografías sobre fosas. La exposición podrá visitarse, desde el 27 de septiembre hasta el 6 de octubre, en el edificio Quintiliano de la UR.

Para llevar a cabo el curso, se ha contado con el patrocinio de la Asociación La Barranca (para la preservación de la Memoria Histórica en La Rioja), que, a su vez, ha obtenido, mediante convenio, una ayuda del Gobierno de la Comunidad Autónoma de La Rioja para desarrollar actividades vinculadas a la memoria histórica. También se ha contado con la colaboración de cuatro ayuntamientos riojanos (Casalarreina, Navarrete, Torrecilla en Cameros y Villamediana de Iregua) y de tres centrales sindicales (UGT, CCOO y CNT).

En nuestra opinión, la participación en el curso de verano de todas las instituciones mencionadas es una constatación de que nuestra sociedad cada vez está más concienciada y madura para asumir lo que todavía queda pendiente de aflorar para construir ese futuro en el que el pasado no se repita.

Fotos

Vídeos