La matanza siria

El acuerdo del Consejo de Seguridad de la ONU debe servir de base para acabar con esta devastadora guerra

La tregua aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU el sábado debe, en teoría, cancelar la matanza de Guta, un área grande de la campiña al este de Damasco que permanecía en manos de la oposición armada. El acuerdo fue respaldado por unanimidad, conseguida después de que Rusia recibiera seguridad explícita de que no se permitiría a los islamistas sacar el menor partido de la decisión. El hecho es muy relevante. De una parte Guta oriental era -con partes no desdeñables de la provincia de Idlib- el último territorio sirio de cierto valor en manos de la oposición armada y esto complicaba lo que el mundo entero aguarda, que el Gobierno de Damasco y su patrón ruso puedan hacer algo parecido a dar por cancelada la guerra, termine el río de sangre y se ponga en marcha un prometido proceso político protagonizado desde el poder por la familia El-Asad, el fiable socio de Moscú desde hace casi medio siglo, y reordenar el escenario regional de una vez por todas. Hay que decir que Washington entiende este deseo, sabedor como es de la activa y veterana alianza sirio-rusa, y eso explica también la cooperadora actitud norteamericana. Si los focos residuales en Idlib caen pronto se podrá entrever algo parecido al fin del desastre sirio que, empezado en fecha imprecisa hace unos seis años y medio en un contexto político puramente interno (la oposición armada contra el régimen) derivó en una guerra horrible por la aparición del factor islamista, singularmente el movimiento Al-Nusra más que Al-Qaida, adobado con afinidades tribales y locales. Rusia no vaciló en jugarse el todo por el todo en un ejercicio de coherencia: la alianza Moscú-Damasco es de las más sólidas de la región y un factor crucial para la seguridad de Rusia y su garantizada salida al Mediterráneo. Washington lo sabe de sobra y acepta la situación sin esperanza de un cambio a mejor en Damasco... un socio de los rusos que se lo juega todo junto a Occidente en la lucha contra el terrorismo. Una conducta fría pero coherente y útil para todos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos