Líder encumbrado

Mao Zedong fue el fundador de la China moderna; Deng Xiaoping fue el impulsor de la apertura del país y Xi Jinping ha sido consagrado en el XI Congreso del PC chino como el artífice del colosal avance socioeconómico que experimenta el país, pese a ciertos claroscuros innegables. Como ocurrió con los dos líderes anteriores, el pensamiento político de Xi ha sido incluido en la Constitución como uno de los ejes rectores de la misma. Con la particularidad de que Deng fue incluido en el texto constitucional después de su muerte en 1997 y Xi lo ha sido al comienzo de su segundo mandato, lo que le concede una autoridad extraordinaria. La incógnita sin embargo permanece: habrá que ver si esta modernización no terminará entrando en contradicción con un régimen que limita severamente las libertades civiles de sus súbditos.

Fotos

Vídeos