Inseguridad vial

Hace poco más de un año, en febrero el 2017, el pleno del Ayuntamiento logroñés aprobaba impulsar un plan de seguridad vial para intentar reducir el número de atropellos de peatones en la ciudad. El concejal Francisco Iglesias anotó entonces a favor de causa que tal cifra se había reducido desde 2011, cuando Cuca Gamarra llegó a la Alcaldía, de 150 a 123. Y como si ese buen dato hubiera saciado la voluntad del gobierno municipal, de aquellas buenas intenciones nunca más se supo. Algo más, es cierto, se ha hablado del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) aprobado en el 2013 y que parecía llamado a resolver la convivencia entre el peatón y el automóvil en una ciudad mayormente pensada para el segundo. Mas el PMUS no ha sido la panacea, como hoy denuncian los vecinos de Madre de Dios, que siguen esperando, como el resto de los logroñeses, soluciones, por no decir un modelo de organización urbana que devuelva la ciudad a los ciudadanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos