LA INFELIZ PAREJA

MANUEL ALCÁNTARA

Han aguantado un año, lo que no es poco para los matrimonios mal avenidos, pero la pareja formada por el Partido Popular y Ciudadanos está a punto de romperse. Lo peor, cuando un matrimonio político se tira los platos a la cabeza es que siempre sale descalabrado algún vecino que quería mediar en el conflicto y lo puso más difícil de lo que estaba. No es fácil ser, a la vez, socios parlamentarios y rivales políticos. Por uno de los dos lados se rompe la cuerda y siempre hay un tercero que lo aprovecha para que se puedan ahorcar, por turno, los que discutían sobre las dimensiones del patíbulo. Estábamos sobrecogidos por la muerte de cuatro españoles en un accidente de autobús en India, pero a todos los que hemos estado allí lo que más nos sorprende es que no sean más. Ese gran país es un gran tumulto. Hasta los perros son distintos porque no hay huesos para todos. Hace años, cuando se inauguraron los vuelos entre España e India, ya sabíamos que a pesar de Gandhi el mundo está mal hecho y en unos lugares pues peor que en otros.

Escribió Bertrand Russell un gran libro sobre 'La conquista de la felicidad', que siempre es infiel y engaña a sus amantes. El azar nos gobierna. Es más influyente que el destino y que el carácter. Los que somos irremediablemente fatalistas creemos que todo lo que sucede tenía que ocurrir, incluso la radicalización de la crisis, que tan preocupado tiene al buen papa Francisco, que si lo sabe dimite al día siguiente de sentarse en la silla de San Pedro, no siempre ocupada por quienes tenían derecho a sentarse. El proceso separatista catalán nos trae más locos de lo que ya estábamos, con la llamada caza al turista. Sálvese quien pueda.

Fotos

Vídeos