Ideas que son rentables

Ideas  que son rentables

La publicidad no debe hacerse cuando nos sobra algo de presupuesto o cuando tenemos tiempo para ocuparnos de ella, sino que debe acompañar a la estrategia comercial de la empresa

LOLA ZUAZO PRESIDENTA DE A CREAR

El pasado verano organizamos en A crear un taller en el que tratábamos de resolver objetivos en equipo a través de fórmulas creativas y colaborativas. En concreto, nos impusimos como reto averiguar qué opinaba la sociedad y nuestros clientes de nuestro sector. Qué esperaban de él. Una de las principales conclusiones que surgieron fue que debíamos trasladar y explicar nuestras ideas a través de la rentabilidad que generan. De ahí hemos extraído el eslogan de la campaña con la que celebramos y difundimos el Día de la Publicidad, 'Ideas que son rentables'. Tratamos con ello de visualizar el valor de la creatividad publicitaria, su aportación para la consecución de los objetivos de las empresas, organizaciones e instituciones.

Según recogen los principios del Marketing, la Comunicación Corporativa y por supuesto, de los manuales de las redes sociales, lo que no se comunica, no existe. Si bien esto no es cierto en su sentido literal, ya que la comunicación implica una voluntariedad y, sin embargo, se puede ser sin decir que se es; esto nos ayuda a entender la importancia de estas áreas para hacerse ver, para crecer y perpetuarse.

Todas las empresas, (instituciones, asociaciones y cualquier colectivo profesional que se crea) deben hacerse oír para conseguir sus fines. De algún modo, conseguirlos garantiza su subsistencia. Pues bien, dada la trascendencia que tienen estos objetivos en términos de permanencia de las empresas y organizaciones resulta obvio pensar que éstas deben contar con una estrategia para conseguirlos que esté integrada por todas las áreas de la organización, la económica, la administrativa, la de recursos humanos, la comercial y la de comunicación y marketing.

En nuestro caso, el área de comunicación y publicidad es una de las que más evoluciona, por su carácter social y, por tanto, por su contacto con la sociedad. Pero, también y precisamente por ese carácter social, tendemos erróneamente a igualar la comunicación personal con la comunicación profesional; los perfiles personales de las redes sociales con los corporativos; una idea elocuente que nos viene a la cabeza para vender nuestro producto, con una idea validada y correctamente desarrollada para vender más. La crisis, además, ha desviado a algunas empresas a 'autogestionar' su comunicación y publicidad con sus conocimientos limitados y no profesionalizados, creyendo así ahorrar recursos y, sin embargo, han conseguido reducir sus ventas y su notoriedad.

Comunicar no consiste solamente en decir que somos y estamos, sino en ofrecer una diferencia, un concepto único, frente a la competencia. La publicidad no debe hacerse cuando nos sobra algo de presupuesto o cuando tenemos tiempo para ocuparnos de ella, sino que debe acompañar a la estrategia comercial de la empresa, al lanzamiento de un nuevo producto o la fidelización de nuestros clientes.

Conocer nuestro producto y querer vender no nos faculta para saber dónde está nuestro público, cómo llegar a él y cómo hacerlo en las mejores condiciones que el resto y con la máxima optimización de nuestros recursos. A eso nos dedicamos las agencias de comunicación y publicidad. Contamos para ello con los conocimientos académicos necesarios, la experiencia de los proyectos realizados y los resultados conseguidos, la actualización de nuestras técnicas y soportes de acuerdo con la evolución de la sociedad y, sobre todo, con la creatividad como motor de nuestras ideas y propuestas.

Mantenemos el fin de cumplir los objetivos de las empresas y de las organizaciones, ya sea aumentar las ventas, mejorar la imagen y reputación, incrementar el valor de los productos y, en general, propiciar la transparencia y generar credibilidad. En este sentido y, ¿por qué no?, creemos que la publicidad y la comunicación bien ejercidas contribuyen a construir una sociedad mejor. Como profesionales que somos, sabemos que nuestra solidez y perpetuidad depende de lo bien que hagamos las cosas, es decir, de los resultados que ofrezcamos a nuestros clientes.

Por todos estos motivos y porque creemos en nuestro trabajo y nos gusta hacerlo, reivindicamos la aportación de la comunicación y la publicidad a las empresas, las organizaciones y la sociedad en general, en el Día de la Publicidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos