RH en el fútbol

MAYTE CIRIZA

Una de las mejores cosas que les ha pasado a mis hijos es jugar al fútbol. Uno de ellos sigue haciéndolo. Practicar deportes en equipo es mucho más que hacer ejercicio físico y llevar una vida saludable, que ya es bastante; es toda una escuela de vida, es aprender unos valores: el de la solidaridad, el esfuerzo, el compañerismo, la disciplina, el respeto, el espíritu de sacrificio, el saber ganar y perder.

He visto la infinita tristeza de uno de los amigos de mis hijos cuando le dijeron que no podía continuar en el equipo por su condición física, porque no tenía la técnica suficiente según el entrenador. Siempre he pensado que son mucho más importantes todos estos valores y la práctica deportiva escolar que la mera competición, y que por encima de todo está el valor educativo del deporte base, más que los trofeos que estos chavales puedan conseguir. Por eso no estuve de acuerdo con que se apartase a aquel joven, cuyos amigos seguían en el equipo, y así se lo trasladamos varios padres y madres a los responsables del club. No lo sacaron mucho a jugar, pero pudo seguir entrenando y viajando con sus compañeros de siempre.

Estos últimos días se ha hecho público que el Athletic de Bilbao ha expulsado a 150 niños riojanos del centro de tecnificación deportiva que tiene el club en Oyón. Los ha expulsado, una vez empezada la temporada, porque no son nacidos ni residentes en el País Vasco, Navarra o el País Vasco francés. ¿Cómo explicarles a estos niños que no los quieren por ser riojanos, y no por cómo juegan en el campo? En La Rioja ha habido siempre una gran relación con el Athletic, con destacados jugadores riojanos en el primer equipo, con una larga tradición de apoyo a ese club y con muchos seguidores de ese equipo en esta región.

A preguntas de los medios, el presidente del Athletic, Josu Urrutia se llama, dijo: «Los chicos y chicas nacidos en el País Vasco se sienten mal cuando un jugador nacido en La Rioja viste la camiseta y no es autóctono». Estas declaraciones tienen un tufo xenófobo y racista. Decisiones como la que se ha tomado para expulsar a 150 niños de La Rioja por el hecho de no haber nacido en el País Vasco nos recuerdan que algunos siguen defendiendo una pureza de la raza. Hace unos años Arzalluz se refería a la identidad racial de los vascos basada en el RH negativo. Pensábamos que esto estaba superado. Pero no, ese supremacismo racial sigue vivo. Es lo que ha pasado con estos niños. El RH negativo llevado al fútbol base.

Fotos

Vídeos