El fraude de Maduro

La compañía encargada de efectuar los recuentos electorales en Venezuela -desde 2004-, ha manifestado que, «sin lugar a dudas, en las pasadas elecciones de la Asamblea Constituyente, hubo manipulación del dato de participación». La cuantía del fraude cometido este domingo sería de al menos un millón de votos, que habría que restar a los 8,1 millones de votantes contabilizados por el Gobierno (el 41,43% del censo). El fraude ensombrece todavía más unas elecciones ilegítimas, claramente organizadas para desactivar la Asamblea Legislativa elegida en diciembre de 2015, muy mayoritariamente antichavista. Esta evidente marrullería, unida al creciente deterioro de los derechos humanos en el país y a la nueva detención de los principales líderes de la oposición, es la que impulsa a la comunidad internacional a no reconocer las elecciones del domingo. Ayer, la UE lo anunciaba con rotundidad. Además de la censura política, EE UU ya ha impuesto sanciones, que afectan al patrimonio de los dirigentes 'revolucionarios' del chavismo, y España ha reducido los visados a la cúpula del régimen.

Fotos

Vídeos