La frasecita milagrosa

FÉLIX CARIÑANOS

Con mucha frecuencia, los políticos, estos seres tan interesantes como los programas del corazón de la tele, sin los cuales numerosos españoles no aciertan a vivir, nos regalan con intervenciones que concitan nuestra atención. Un amigo de Fuenmayor me sorprendió el lunes pasado en fiestas de mi pueblo con esta décima provocada por la alianza del conde de Romanones y el catalanista Cambó hace noventa y nueve años, escrita por el satírico madrileño Luis de Tapia y que nos divierte así: «Todo el mundo preguntó: / ¿Qué va a pasar, Dios clemente, / cuando se hallen frente a frente / Romanones y Cambó? / Pues ya véis..., ¡nada pasó!, / y entre veras y entre bromas / y entre puntos y entre comas, / al fin, se cuajó el pastel / o, si queréis, el tortel, / dicho en entrambos idiomas».

Se deben estas históricas y literarias citas al épico encuentro disputado esta semana entre don Mariano Rajoy y unos señores abogados que lo invitaron a una serie de preguntas, respondidas por el pontevedrés con su habitual técnica alegre, elegante y pedagógica al lanzarlas una por una fuera del estadio, con lo cual los españoles que pasaban por ahí habrán creído que asistían a cursos universitarios intensivos de verano. Y no andarán muy descaminados; lo que se aprende con este hombre, al menos un servidor.

Escribo así porque lo más sugestivo de la intervención fue, con mucho, la alusión al carácter riojano cuando lo contrapone al gallego. Este periódico lo destacaba anteayer en su portada al incluir en letras grandotas que «la respuesta no puede ser riojana». Como buen político, el noble presidente no puede ni debe en ningún momento responder con claridad y con verdad a lo que se le pregunta, ya que es lógico en él que sitúe el interés del partido -el suyo- por encima del de su amada Patria, España. De lo contrario, no estaría ahí, lo mismo que ocurre con otros prestigiosos líderes.

Mas La Rioja ha de estar de enhorabuena. Don Mariano no elabora una elección al buen tuntún. La preferencia por el talante riojano en esa sala de vistas de la Audiencia Nacional a la hora de solucionar los problemas de esta piel de toro apunta directamente a su predilección por esta autonomía, muy lenta hasta ahora, pero real. A estas horas ya se habrán enterado todas las cancillerías europeas. Tiemblen las tierras forales y catalanistas, entre otras. De Cervera a Haro y de Torrecilla en Cameros a Agoncillo, La Rioja acaba de ascender al primer puesto entre la nación de naciones que es España. Y, según han podido comprobar ustedes, el milagro se ha producido por una simple frasecita.

Fotos

Vídeos