Financiación autonómica

Aunque el conflicto catalán no la demandara, seguiría siendo evidente la urgencia de reformar el sistema de financiación autonómica, contenido en la Ley Orgánica de Financiación (LOFCA), cuya última versión es de 2009 e incluía la obligación de revisión a los cinco años. Los expertos coinciden en la necesidad de simplificar el sistema, reducir el nivel de desigualdad entre territorios en términos de financiación por habitante, dotar a las comunidades de un mayor control sobre sus ingresos y exigirles a cambio más responsabilidad sobre la financiación de sus gastos y, por último, mejorar el equilibrio en el reparto vertical de recursos entre administraciones. El Gobierno es escéptico con relación a la posibilidad de llevarla a cabo. El PSOE no parece receptivo a un pacto de esta naturaleza, y sin su contribución será difícil sacar adelante un modelo con el necesario respaldo y suficiente estabilidad. Pero el Ejecutivo de Rajoy no se puede permitir no intentarlo: su obligación es efectuar las propuestas adecuadas e instar al diálogo y a la negociación a las restantes fuerzas.

Fotos

Vídeos