Fiesta de encuentros y alegrías

«Todo está preparado para que la alegría llegue a cada rincón... Motivos existen muchos; solo debemos dejarnos llevar y contagiar por esa ilusión, por esa alegría que, como decía el poeta, se propaga por las calles»

CUCA GAMARRA - ALCALDESA DE LOGROÑO

Cada año por estas fechas, la ciudad se inunda de colores diferentes, de sabores especiales y de sensaciones impregnadas en un sincero deseo de felicidad y de júbilo. Son, precisamente, esas sensaciones, ese sincero deseo de alegría, esa predisposición al sano alborozo, el que traslada a Logroño a un escenario de decorado singular en el que las calles se perciben y se sienten felices y en el que cada uno de nosotros, cada uno de los vecinos de esta ciudad, se erige en protagonista de un relato que sube el telón con el animado bullicio del lanzamiento del cohete y lo baja con el grato cansancio que acompaña la quema de la cuba.

Entre el principio y el final se cuentan historias de confraternización, de reencuentros, de saludos, de amistad, de ilusión, y en definitiva, de fiesta.

Neruda hablaba de «propagar la alegría» en una de sus afamadas odas. Y eso es precisamente San Mateo. Un estallido de júbilo cuya estela se propagará, este año más que nunca, por cada barrio, por cada calle y por cada rincón de la ciudad sin renunciar a la algarabía propia que aglutina el centro.

No es baladí afirmar que estamos ante los 'Sanmateos' de la participación. El programa de fiestas incluye 35 actos organizados directamente por las asociaciones de vecinos, una decena más que el año pasado.

Otros 21 actos, en colaboración con el Ayuntamiento de Logroño, cuentan con la iniciativa de las asociaciones de hosteleros; y otras seis citas, que tendrán como escenario los diferentes barrios y como protagonistas el deporte, en concreto el voleibol, y a los más pequeños.

Son en total noventa actos descentralizados que se sumergen de lleno en la vida de los barrios gracias al trabajo, la dedicación y a la excepcional predisposición de más de 1.300 vecinos de la ciudad agrupados en 16 asociaciones vecinales, 11 de hosteleros, 10 peñas y 7 casas regionales, y a su estrecha colaboración con el Ayuntamiento.

Es por ello que quiero aprovechar esta tribuna abierta para enviar un sincero agradecimiento por la aportación de todas y cada una de las asociaciones y de sus integrantes, ya que gracias a un esfuerzo conjunto hemos conseguido que, fundamentalmente entre semana, la fiesta se viva y, sobre todo, se sienta muy cerca de todos.

Como alcaldesa, es un tremendo orgullo comprobar cómo los vecinos se involucran activamente con el Ayuntamiento de Logroño tanto en la preparación como en el exitoso desarrollo de sus fiestas.

A todo esto se unen las ganas de todos, de los logroñeses y de los que estos días nos visitan, de zambullirse en un sano clima de fiesta cuyos pilares se sustentan sobre un completo y variado programa de actividades, pero sobre todo, en el talante integrador y de convivencia de quien lo disfruta.

No podemos olvidar tampoco, y de hecho sería un error pasarlo por alto, que estos días dedicados a la fiesta y a la ilusión generan una relevante repercusión económica en determinados sectores claves para nuestra ciudad.

El turismo, los hoteles, la restauración o el comercio, por citar algunos, tienen por delante días de intenso trabajo a los que se dedicarán con la profesionalidad que les caracteriza y que en buena medida, han llevado a Logroño a posicionarse como un destino turístico preferente.

Y junto a ellos, tampoco podemos olvidar a todos aquellos que estos días se dedican a que la alegría, bien al servicio del Ayuntamiento, bien a través de empresas privadas o bien de forma voluntaria, se propague sin condicionantes por todas y cada una de las calles de Logroño, por todos y cada uno de nosotros.

Todo está preparado para que la alegría llegue a cada rincón. Quizá una conversación, un encuentro inesperado, un baile, una canción, un espectáculo, un vermut compartido, los ojos de sorpresa de un niño, la sonrisa espontánea de sus padres, el aplauso de uno de nuestros mayores...

Motivos existen muchos; solo debemos dejarnos llevar, dejarnos contagiar por esa ilusión, por esa alegría, que como decía el poeta, se propaga por las calles.

Y ese viento de la alegría que recorrerá cada rincón de la ciudad arrancará en la plaza del Ayuntamiento. Justo en ese momento en el que todos al unísono y sin ningún temor al estruendo, gritamos...

¡Viva San Mateo! ¡Viva Logroño!

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos