Más 'Falcianis'

La resolución del Parlamento Europeo, instando a la Comisión a que promueva una directiva que ampare a las personas que denuncien posibles casos de corrupción o de delitos que afecten al orden social, económico o medioambiental, tanto a nivel de la Unión Europea como en el ámbito de cada país socio, revela la existencia de una falla en el ordenamiento jurídico de las democracias. El sistema garantista protege al denunciado, exigiendo que su señalamiento se base en indicios tangibles que no pueden ser presentados desde el anonimato. Además, la información obrante en las compañías comerciales no puede ser utilizada para denunciar cualquier quebranto a la Ley si, a su vez, ha sido obtenida de forma ilícita. Pero hacen falta más denuncias y denunciantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos