DINERO FICTICIO

TERI SÁENZ - CHUCHERÍAS Y QUINCALLA

El Parlamento regional no sólo son disputas intestinas que en algún caso rozan lo grotesco, plenos eternos y de resultados limitados donde se insta a instar a algún instado o visitas de escolares que salen cautivados por lo imponente del edificio y la afable ceremoniosidad de sus inquilinos. También se celebran debates vibrantes para el futuro de La Rioja como el que desde hace meses trata la reforma de la Ley Electoral. Por la comisión donde se sustancia van desfilando un ramillete de los mayores especialistas del país que arrojan luz sobre qué modelos podrían importarse para optimizar la representatividad o la virtualidad de que una rebaja del umbral de votos permita (o no) un hemiciclo más plural. Aunque no se inscribe en el asunto, también se interroga con insistencia a catedráticos y politólogos respecto a la profesionalización de la Cámara, que es el eufemismo sobre si fijar una nómina a sus señorías. Muchos comparecientes coinciden en que así debe ser aunque parte de los diputados ya cobra con la partida de las liberaciones asignada a los grupos, pero sin osar dar una cifra más allá de los dos salarios mínimos interprofesionales por cabeza que sugirió Pablo Simón. Antes de que haya finalizado la comisión, la oposición ya ha concluido con el abstención del PP a cuánto debe ascender: 1,7 millones de euros. Se trata, insisten para edulcorarlo, de un partida ficticia que no será efectiva hasta el 2019. Aún falta un experto que explique a las miles de personas a quienes la crisis dejó sin nada como es el dinero irreal que recibirán 33.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos