La luz no deja de subir

Estamos en un año excepcionalmente lluvioso y sin embargo el precio mayorista de la luz ha escalado en torno a un 20% con relación al año pasado, a pesar de que entonces tanto el ministro del ramo, Álvaro Nadal, como el presidente Rajoy argumentaron en público varias veces que la sequía era responsable de aquella situación. Se sobreentendía que al no poderse disponer de energía hidroeléctrica, que es la más barata de las renovables, era preciso recurrir a otras fuentes más onerosas, como el carbón y el gas, para formar el mix con que nos abastecíamos de electricidad. Si embargo, la producción hidráulica en abril y en mayo ha sido más del doble que el año pasado y la electricidad no deja de encarecerse, a pesar de que Nadal había augurado que la luz sería más barata en 2018 que en 2017. Las explicaciones técnicas no son del todo claras, pero la realidad es que la normativa vigente no favorece al consumidor y que sigue sin haber transparencia para que los ciudadanos entendamos realmente el misterio de los precios de la electricidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos