LA CULMINACIÓN

MANUEL ALCÁNTARA

La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría ha ganado el primer asalto de un combate que, a la larga, no puede tener ningún vencedor. Su claro triunfo en Andalucía ha decidido el resultado, pero el que está más contento es Quim Torra, que le agradeció a Pedro Sánchez «poder hablar de todo» en la Moncloa. La conversación será larga, pero la voz cantante será la del separatista, que le va a exigir «culminar la independencia». No sabemos cuales serán las últimas consecuencias, pero las primeras están claras: se trata de redondear el independentismo, que todavía tiene muchas aristas. El Parlament se ha reafirmado en lo que llaman la resolución fundacional del 'procés', que por cierto fue anulada por el Tribunal Constitucional.

España está malherida y el que la sigue acaba por meterla. El empeño de Quim va por un buen sendero. ¡Lástima que no sea ese el camino que deseamos muchísimos españoles y la mitad por lo menos de los catalanes! Esa es la papeleta que debe resolver Pedro Sánchez, porque le ha tocado en un sorteo en el que no quería entrar. El enredo se estaba viendo venir, pero nadie lo ve irse. María Dolores de Cospedal ha quedado desplazada a una tercera posición. Únicamente la apoyan sus compromisarios y eso es por compromiso. El duelo a primera sangre nos está salpicando a todos. Incluso a los que pasaban por allí. Mientras, Podemos pide disparar el techo de gasto en unos 15.000 millones más, en la certidumbre de que a él no va a tocarle ninguna bala perdida. Ganar a Pedro Sánchez no parece fácil, pero quizá lo mejor es no entrar en liza. Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado buscan el liderazgo en el congreso. Quizá los dos lo encuentren.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos