Cuestión de seguridad

DÍAZ URIEL

La DGT advierte de que bandas sonoras arañadas al asfalto en los arcenes en cuatro vías de la red autonómica están inacabadas y buscan la seguridad de todos los usuarios de la carretera

LA RIOJA Logroño

La mejor voluntad de la Administración en la implantación de un proyecto piloto para aumentar la seguridad vial y reducir la siniestralidad de los ciclistas en las carreteras riojanas ha encendido al pelotón de incontables aficionados a la bicicleta.

La culpa, unas bandas sonoras arañadas al asfalto en los arcenes en cuatro vías de la red autonómica especialmente utilizadas por los ciclistas. Unas bandas diseñadas para alertar al conductor de vehículos de motor despistado si invade la zona lateral de la vía en la que, en principio, suelen refugiarse los amigos del pedal. Pero unas bandas en las que los ciclistas, más allá de ver un elemento de apoyo a la seguridad vial, encuentran una «traba peligrosa e intransitable en bicicleta».

La DGT advierte de que las bandas en cuestión están inacabadas. Los afectados se quejan de falta de información. Seguramente no les falta razón. Bueno será que ambas partes se escuchen y se entiendan. En definitiva, el objetivo del proyecto piloto pretende un objetivo superior: su seguridad y la de todos los usuarios de la carretera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos