Crea, conecta y comparte respeto

Internet permite crear, difundir y aumentar el conocimiento pero también amplificar ideas y expresiones de odio y terror, cuando no convertir el mundo en terreno de juego para conductas delictivas

Internet está, por derecho propio, pero sobre todo por las consecuencias que ha tenido en la difusión de otros conocimientos y saberes, entre esos inventos de los seres humanos que han cambiado de manera radical la forma en la que vivimos. Esos inventos y tecnologías que nos han servido para poner etiquetas a las etapas de la historia, la edad de piedra, la edad del bronce, fuego, rueda, imprenta...

Esos cambios tecnológicos tardaban largo tiempo en difundirse y hacerse de uso general y así, junto a las ventajas del fuego, los seres humanos aprendimos a lo largo de miles de años los peligros del fuego, los riesgos del humo... Aunque el tiempo no lo cura todo y en pleno siglo XXI, a pesar de que un detector de humo cuesta solo unos pocos euros, seguimos teniendo noticias horribles de personas que sufren daño por una mala combustión.

De entre todos esos inventos y avances hay algunos, que tienen especial importancia porque sientan las bases para que el saber, y el saber hacer humano, avancen y se difundan con mayor velocidad, y a menor coste.

Además de la invención del propio lenguaje escrito, que permite fijar nuestros saberes, el siguiente gran paso adelante sería la imprenta, que abarató, aceleró y descentralizó su control. La imprenta permitió la difusión de las más nobles ideas y conocimiento en obras como la Enciclopedia, pero también facilitó la difusión de distopías y horrores de tamaño jamás conocido hasta entonces divulgando obras como el Libro rojo de Mao o Mein Kampf (Mi lucha, el opúsculo en el que Adolf Hitler sienta las bases de su horrible pesadilla).

Internet ha permitido que cualquier ciudadano del mundo con acceso a esta red acceda a cursos que se pueden seguir de manera gratuita con los mejores profesores en las mejores universidades del mundo gracias a las plataformas de Massive Online Open Course (MOOC) (Cursos Gratis Online y Masivos).

Lo que hace diferente a Internet frente a anteriores 'revoluciones' de la comunicación es lo que ha acelerado la capacidad de poner en la posición de productor de conocimiento/contenido a casi cualquiera, multiplicando exponencialmente la capacidad de innovación y cambio.

Pero igual que con tantas otras tecnologías, Internet permite potenciar las mejores cualidades del ser humano y las peores. Como hemos apuntado antes con los cursos masivos online, uno puede aprender química orgánica de los mejores catedráticos de Harvard o a crear explosivos siguiendo los manuales de alguna red terrorista. Permite crear, difundir y aumentar el conocimiento pero también permite amplificar las ideas y las expresiones de odio, terror, cuando no convertir el mundo en el terreno de juego para las conductas delictivas.

Las redes las creamos entre todos los que participamos en ellas, es un gran poder, pero como diría el Tío Ben, de Spiderman, «todo gran poder conlleva una gran responsabilidad». Así que dada la velocidad a la que avanza la tecnología, debemos ser los ciudadanos los que asumamos nuestra responsabilidad. Más que preocuparnos sobre el mundo que queremos dejar a nuestros hijos, se hace especialmente importante qué hijos vamos a dejar a la red y, con este motivo, el primer martes de febrero se celebra el día para una Internet más segura que tiene este año como lema «Crea, conecta y comparte respeto: Una Internet mejor comienza contigo"

Si nos preocupa el cyberacoso, deberíamos ocuparnos de prevenir que nuestros hijos acosen o adopten algunas de las actitudes que les preparan para ello (falta de conocimiento de la diversidad, prejuicios...). Si nos preocupan las actitudes de odio en la red seamos ejemplo de tolerancia y respeto. Estoy seguro que al revisar nuestros comportamientos con la mirada de nuestros hijos se nos ocurren rápidamente cosas que mejorar.

Nuestros buenos propósitos y nuestra responsabilidad individual deben adoptar también un papel de inteligencia colectiva, utilizando los recursos disponibles. En el caso de España, nos hemos dotado de estrategias, ya que la seguridad en la red está incluida dentro de nuestra estrategia de Defensa Nacional, pero más cerca de nuestro día a día disponemos de un amplio abanico de herramientas y recursos para empresas (Instituto Nacional de Ciberseguridad INCIBE), personas (Oficina de Seguridad del Internauta OSI) y recursos específicos para nuestros jóvenes (Internet Seguro para Niños IS4K).

En La Rioja, la Agenda Digital también incluye entre sus actuaciones esfuerzos e inversiones para que los beneficios de Internet lleguen a toda la sociedad, acompañando a todos los ciudadanos para que aprendan a afrontar los riesgos y para que sus amplios beneficios se multipliquen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos