La continua se consolida

El resultado de la consulta celebrada ayer en el colegio Antonio Delgado Calvete, de Arnedo, favorable a la jornada escolar continua, certifica su consolidación como modelo preferido entre la comunidad educativa riojana. Su capilaridad ha facilitado cierto efecto contagio entre los centros de la región sin que ello haya supuesto el cierre de un debate que se abrió hace doce años, cuando el colegio Siete Infantes de Logroño aprobó el nuevo horario lectivo. Un debate que se mantiene irresuelto en tanto que los informes, estudios y opiniones de los expertos no terminan de ponerse de acuerdo en cómo un modelo u otro de jornada afecta pedagógicamente al alumno e incide en su rendimiento académico. Aunque quizás el cambio de modelo tenga realmente más que ver con los nuevos usos sociales que con la inquietud pedagógica de los padres, de los profesionales y de la propia administración educativa. Que tampoco estaría mal. Porque la jornada continua puede actuar, o debería hacerlo, como catalizador de la conciliación familiar y laboral, como impulsora de horarios de trabajo racionales, horarios 'europeos', y de hábitos de convivencia y ocio en familia tan codiciables como, ahora, mayoritariamente inaccesibles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos