El 'concejal 28', una realidad en Logroño

El 'concejal 28', una realidad en Logroño

La democracia real y efectiva, la de los hechos y no solo palabras, avanzará en Logroño si seguimos contando con la participación de nuestros vecinos

La Participación Ciudadana hay que creérsela y practicarla durante toda la legislatura y no sólo acordarse de ella de cara a las elecciones. Por eso, , ya en el año 2013 el anterior portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Logroño, Domingo Dorado, propuso la creación de la figura del 'concejal 28', que suponía un modelo en el que la ciudadanía logroñesa podría tener participación directa en el pleno municipal frente a las limitaciones normativas de entonces. Y con ello, los socialistas ya pretendíamos que los vecinos y vecinas de nuestra ciudad tuvieran la oportunidad de hacer ruegos y preguntas, presentar mociones de forma directa y pedir la comparecencia del Gobierno local en asambleas informativas o participativas.

Con nuestra acción política, adaptábamos la normativa del Ayuntamiento de Logroño a las demandas de una ciudadanía cada día más exigente en el ámbito de la participación.

En 2014, el equipo de Gobierno y la oposición acordamos la constitución de una comisión de trabajo para elaborar un nuevo proyecto del reglamento de participación ciudadana, la cual se constituyó en enero de 2015, aunque con la llegada de las elecciones se interrumpió su tarea.

Ya en esta legislatura, los socialistas volvimos a plantear en 2015 la necesidad de modificar el Reglamento en lo referente a permitir que en los plenos se habilitará la interpelación directa de la ciudadanía en temas de interés municipal no resueltos por las correspondientes concejalías y, asimismo, se dotara de más competencias a las juntas de distrito, especialmente en lo relacionado con la elaboración del presupuesto del Ayuntamiento de Logroño.

Todo ello desembocó en una comisión de trabajo, integrada por representantes vecinales y del Consejo Social así como por concejales del Gobierno municipal y de la oposición, en la que se ha trabajado en la elaboración de un nuevo reglamento de participación ciudadana, consultado y consensuado con todos los colectivos de la ciudad que desearon implicarse.

En un momento en el que la política debe girar más que nunca en torno a las personas, a lo largo de 24 meses hemos buscado conjuntamente las herramientas más accesibles para que la ciudadanía participe y, al mismo tiempo, entienda de manera clara y concisa cómo llevarlo a cabo, estudiando las repercusiones que las políticas públicas tienen en la sociedad logroñesa.

Así, el grupo municipal socialista recogió el compromiso firme de que los logroñeses puedan ejercer su derecho a expresarse y ser escuchados. De esta forma, el PSOE trasladó sus propuestas para la modificación de reglamento de participación ciudadana, un modelo cuya pretensión era, y es, cumplir con los cambios que la sociedad requiere y la necesidad de hacer de la democracia participativa uno de los ejes básicos de la gestión municipal.

Para los socialistas es fundamental que siempre se escuche a los vecinos a quienes representamos y, más aún, que se tengan en cuenta sus ideas y propuestas. A tal fin, todos hemos incrementado la efectividad de la normativa que poseía este Ayuntamiento, hemos revisado la totalidad de los mecanismos de relación con nuestra vecindad para superar aquellas barreras que esta pudiera encontrar para sumergirse en la vida municipal de 'su' Ayuntamiento, y para que la relación de ambos -ciudadanía e institución municipal- fuera lo más ágil posible.

Este motor de acción ha estado presente en los reglamentos de participación ciudadana y juntas de distritos, de tal manera que los barrios de Logroño y sus actores principales puedan canalizar sus inquietudes y sus peticiones para mejorar el entorno de nuestra ciudad.

Como el Ayuntamiento de Logroño es la administración más cercana a la ciudadanía y los responsables políticos debemos ser sensibles a todo lo que nos trasladan, nuestro objetivo ha sido siempre que se regulara que las personas pudieran presentar mociones y proposiciones, así como tener la posibilidad de realizar intervenciones, ruegos y preguntas en los plenos de la ciudad.

La democracia real y efectiva, la de los hechos y no solo palabras, avanzará en Logroño si seguimos contando con la participación de nuestros vecinos. Por ello, como en el PSOE nunca hemos tenido miedo para acometer las reformas que demandan nuestros convecinos, ya avanzamos que no nos vamos a detener aquí. Los socialistas seguiremos solicitando mejoras en el ámbito de la participación y nuestro discurso político seguirá atento a las querencias de la ciudadanía en cuanto a mayores posibilidades de participación en 'su' Ayuntamiento, que no solo pertenece a los políticos que trabajamos en él.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos