CITA DE FISCALES

MANUEL ALCÁNTARA

Los llamados 'ropones' han quedado en verse para ver entre todos cómo se puede salir de este barullo. Miembros de las fiscalías alemana y española van a intercambiar datos sobre Puigdemont. El fugado más célebre de la última época está acusado de los delitos de rebelión y malversación, que va por otros canales aunque desemboque en el mismo sitio. Don Carles lleva un largo tiempo demostrando que es más astuto que sus perseguidores, que siguen pisándose las sábanas sin atrapar al fantasma. El asunto sería aburrido si no fuera emocionante. Como nosotros estamos hartos de emociones habrá que llevarlo a La Haya para que dictamine si el expresidente de la Generalitat puede ser extraditado o prefiere continuar buscándole. Su suerte está echada, pero es un hombre de suerte y al final planteará una cuestión de justicia al Tribunal de la Unión Europea.

Mientras, el presidente del Gobierno, que volvió ayer de Argentina, tendrá que gestionar la crisis abierta de par en par en la Comunidad de Madrid. ¿Cómo se sustituye a Cristina Cifuentes después de su escandaloso máster? Mucho más fácil, y sobre todo más rápido que estudiar, es decir que se ha estudiado, pero la presidenta autonómica sólo está dispuesta a dimitir si se lo pide Rajoy. No debieran escandalizarnos estos escándalos. En la Academia sueca, que tiene 230 años de antigüedad, también se producen y ya han dimitido tres de los miembros que otorgan el Nobel. Si dos más optaran por esa manera de hacerse el sueco, no habría quórum para elegir al premiado, que nunca fue Borges y en cambio lo fueron otros de cuyos nombres nadie recuerda. Así se escribe la historia y así se borra, pero un penalti en el último minuto del descuento puede cambiarlo todo. Para alegría de unos, y tristeza de otros, ya que entre ellos no hay intercambios, más que de banderines. Y eso es antes de jugar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos