Un cierto aroma electoral

El PP y Ciudadanos han alcanzado un acuerdo para los Presupuestos que regirán en la comunidad autónoma durante el año 2018. Las tensiones entre ambas formaciones políticas han alargado la negociación, con lo que su aprobación, como ya sucedió el curso pasado, no se producirá previsiblemente hasta entrado el año próximo. Incluso faltan todavía por concretar medidas como la «reestructuración» de la Ader o la «reformulación» del Fondo de Compensación Local, amén de que la ausencia de Presupuesto estatal deja en el aire, entre otras cosas, la subida salarial a los funcionarios. Son, en cualquier caso, unas cuentas marcadas por un cierto aroma electoral, ya que su impacto determinará en buena medida el ánimo con el que los ciudadanos acudan a las urnas en los próximos comicios autonómicos, que se celebrarán, si se agota la legislatura, en los primeros meses del 2019. En este sentido se deben leer las rebajas fiscales anunciadas, valoradas en 11,3 millones de euros y que en principio afectarán a 123.544 riojanos. Entre ellas descuella la bonificación del 75% en el impuesto de Patrimonio, aunque no se llega a la exención completa, como en un principio pretendía el Ejecutivo de José Ignacio Ceniceros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos