Varapalo a los bomberos forestales

RAÚL VILLOSLADA SÁEZ

El 23 de junio de 2016, la Seguridad Social respondió una pregunta de la Administración riojana relacionada con la aplicación al colectivo de bomberos forestales de los coeficientes reductores de la edad de jubilación, de aplicación para todos los bomberos al servicio de las administraciones y organismos públicos.

La Seguridad Social en ningún momento apuntó la exclusión de los bomberos forestales de dicha norma y eso dio pie a que el Gobierno de La Rioja y el comité de empresa firmaran el 1 de junio pasado el acuerdo de creación del grupo profesional de bomberos forestales de La Rioja. Un acuerdo que nació con el principal objetivo de poder aplicar los coeficientes reductores a la edad de jubilación a este personal que, con el paso de los años, la exigencia física de atacar un incendio forestal, las altas temperaturas y la inhalación de humos, ve aumentar el riesgo de sufrir un accidente que puede ser fatal.

Pues bien, la Seguridad Social, tras la solicitud formal por parte de la Administración riojana de aplicar los coeficientes reductores a la edad de jubilación a los bomberos forestales, da un varapalo a este personal y lo condena a seguir en primera línea hasta que su cuerpo aguante, argumentando que no están incluidos porque no existía la categoría profesional de bombero forestal -creada en 2010- cuando se aprobó el real decreto.

Varapalo que lo podía haber dado en el año 2016 y no habría dado pie a la negociación de ningún acuerdo, a concentraciones ni a pérdidas de tiempo de las que nadie será responsable.

Se trata de una excusa de tintes económicos para dejar fuera a este amplio colectivo de un derecho. ¿O es que en el 2008 no se apagaban incendios en el monte?

Y de una irresponsabilidad. Año tras año, el cambio climático nos está enseñando nuevos tipos de incendios más virulentos, más exigentes a la hora de combatirlos y más destructores. Frente a ellos los bomberos forestales de La Rioja van haciéndose más mayores y dejando las dotaciones mermadas cuando se enfrentan al fuego ya que los servicios médicos, junto con las directrices sobre seguridad y salud, les impiden actuar en primera línea de fuego. ¿Quién va a hacerse responsable?

La Seguridad Social nos remite a un nuevo real decreto que dice está en tramitación... Veremos en qué queda y cuándo sale a la luz. Pero nos tememos que, como pasa año tras año, los medios informarán de la devastación que causan los incendios forestales y los políticos aprovecharán para ponerse de perfil ante este problema. Todo se reducirá al «vuelva usted mañana».

La pregunta que nos hacemos los bomberos forestales de La Rioja es: ¿Qué piensa hacer el Ejecutivo riojano con los casi 100 trabajadores con los que firmó un acuerdo con eficacia de convenio colectivo? ¿Se pondrán también de perfil?

Fotos

Vídeos