Las últimas páginas de 2017, los primeros deseos de 2018

AMELIA GUISANDE GONZÁLEZ

Escribimos las últimas páginas del 2017, el año que hemos recorrido unas veces con pasos rápidos y otras con andadura la lenta, pero inexorable hacia su final. Asistimos a su despedida y lo hacemos buscando la compañía en reuniones familiares, tertulias o cotillones. Al mismo tiempo, nuestros saludos van acompañados del deseo de felicidad para el nuevo 2018. Se trata de un deseo sincero que sale de un corazón generoso y que busca la felicidad del otro. Mi corazón también está en esa línea, sin embargo, como nuestro libro está inacabado y las primeras páginas del 2018 están sin escribir, me atrevo a sugerir que nuestros deseos vayan un poco más allá. Quisiera que rescatásemos aquel espíritu que propició nuestra

Transición, que todas las heridas se cierren. Soy muy consciente del sufrimiento que ha estrujado muchos corazones, también el mío, pero tengamos la fuerza para recibir el nuevo año desde la esperanza en aquel espíritu que nos va señalando el camino a seguir. Esforcémonos en continuar dando sentido a nuestro modelo constitucional de convivencia y trabajemos por y para la concordia definitiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos