¿Transmitir la misa?

GERARDO VILLAR

«¡Pero, por favor! ¡La misa no es un espectáculo!» Son palabras del papa Francisco. Me choca y me resulta molesto ver encendidos los móviles, las cámaras o los wasap de una u otra clase para grabar a las personas en cualquier momento de la misa.

No me gusta el que se filme, se saquen fotos. Es cierto que en la vida se graba cada momento de relevancia social. Pero la eucaristía no es un espectáculo.

Entiendo que se filme una procesión o un acto social. Pero no entiendo que se transmita una misa. Es más, tiene la ventaja de que se puede transmitir para los enfermos o para las personas que no pueden participar físicamente en la celebración. Pero me gustaría que se eliminara todo aspecto de arte, elegancia, ropaje..., en las celebraciones. Si hay que transmitir una misa, que se haga desde un lugar sencillo, humilde, que invite a la oración. Que se elija siempre un mismo templo que reúna esas cualidades, quizás una capilla de un hospital, como se hace a diario.

En muchos templos he visto el letrero «para hablar con Dios, no hace falta móvil». Pues, para celebrar la eucaristía, no hacen falta cámaras, sino presencia y participación. Nos encanta que se trasmita la misa desde nuestra parroquia... Me da mucho miedo que se convierta en un espectáculo por la elegancia, los cantos... ¿Qué es lo que más ayuda a los enfermos?

El papa ya ha empezado a hablar. Por favor, siga aclarándonos más. Y ¿qué pasa con las misas celebradas y retransmitidas desde el Vaticano?

Muchas personas pensáis distinto. Fenomenal si lo comentamos. De todas formas, no quiero misas transmitidas, ni siquiera desde Roma, porque prefiero vivir la eucaristía celebrada, participada, vivida no como espectador, sino como parte activa. Transmitida desde el enfoque del corazón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos