Smart city vs idiot villages

ANTONIO ORTIZ NAVAS

Nuestra Administración regional vuelve a destinar 2.600.000 euros a Logroño en virtud del Convenio de Capitalidad, para compensar los supuestos gastos que incurre siendo la capital. Como si el Hospital San Pedro, los nuevos Juzgados o la Universidad, no hubiesen provenido de fondos de la Comunidad, siendo Logroño el mayor beneficiado en puestos de funcionarios, usuarios y actividad económica que generan.

Este dopaje financiero, sumado a la concentración cada día mayor de toda la actividad económica, permiten a Logroño ofrecer subvenciones imposibles para el resto de pueblos: un nuevo autónomo en Bañares o en Quel no tiene ninguna subvención municipal, pero en Logroño obtendrá de 2.500 a 4.000 euros. O una rehabilitación en el casco antiguo de Nájera o Alfaro tendrá el 0% de subvención, frente al 35% del Ayuntamiento de Logroño.

Nos quejábamos con razón de nuestros vecinos vascos por la competencia fiscal desleal e injusta que practicaban y ahora resulta que la sufrimos en casa. Todos los riojanos ya venimos a Logroño a comprar, a estudiar, a trabajar, a curarnos, a divertirnos, a vivir, e incluso a morir. Logroño no necesita estos 2,6 millones anuales y sí lo pueblos, que se mueren.

Ya vamos entendiendo que es eso de Logroño... falta completarlo con

Fotos

Vídeos