El sendero de los árboles

MAIKA SOTO MARTÍNEZ

El pasado mes de octubre, salí con mi familia para disfrutar de un hermoso día en la Naturaleza. El destino elegido fue el municipio de Castroviejo, un pueblecito de montaña situado en las estribaciones de la Sierra de Moncalvillo-Serradero, a unos treinta y cinco kilómetros desde Logroño y apenas media hora de viaje en coche.

Nada más bajarnos del vehículo quedamos asombrados con las impresionantes vistas que ofrece un hermoso hayedo, que en esas fechas está especialmente bonito, con esa variedad cromática que nos brindan en otoño los bosques de hoja caduca. El pueblo está bien conservado, calles empedradas, casas rehabilitadas, y algunos vestigios de los antiguos corrales para el ganado; éstos en peor estado de conservación, e incluso algunos en ruinas, pero que permiten apreciar la arquitectura popular de montaña, típica de los pueblos de la sierra riojana que empleaba los materiales existentes en la zona: piedra, madera, adobe, etc.

El entorno más próximo al municipio está formado por praderas aterrazadas, que sirven de pastos para ovejas y vacas que pacen tranquilas protegidas por mastines y observadas desde el cielo por los buitres leonados. Pero lo que me sorprendió gratamente es que existe un sendero señalizado, el 'Sendero de los árboles', que parte desde la plaza de la iglesia, haciendo un recorrido perimetral del municipio y poniendo en valor, mediante carteles informativos, más de una veintena de árboles que son una pequeña muestra de la gran diversidad vegetal existente en la zona.

Es un paseo de unos 4,5 km. de recorrido, de dificultad media-baja y con unos paisajes espectaculares.

Sirvan estas líneas de agradecimiento a quienes hayan contribuido a la ejecución de este proyecto, que ayudará a muchas personas a reconocer nuestros árboles y fomentar el respeto por la Naturaleza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos