Ruido en San Mateo

ANTÓN ARMENDÁRIZ

Estimado señor Ruiz Tutor: sabiendo que es Ud. una persona preocupada por el Medio Ambiente y los problemas de la contaminación, me pregunto cómo es posible que Ud., concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Logroño consienta la brutal agresión acústica que se produce durante las fiestas de San Mateo en la ciudad de Logroño. El pasado viernes 22 se podía oír perfectamente la música procedente de la plaza del Alférez provisional desde el Paseo del Campillo. ¡Cómo debía ser el volumen en la propia plaza! Es intolerable el nivel de decibelios a los que se nos somete a los vecinos de Logroño cada vez que hay fiestas, ya sean patronales o del barrio, o el famoso MUWI. No sólo esta «música», convertida en ruido, es molesta para los oídos, sino que además altera la percepción, altera el carácter y altera la salud. Tenga en cuenta que estar una semana sin dormir no es sano para nadie. Comprendo que son fiestas y que todos tenemos derecho a disfrutarlas, pero esa es la cuestión: todos tenemos derecho, incluso los que vivimos al lado de alguna de las «magníficas» verbenas que Uds. organizan o consienten, pero que no disfrutan porque viven en zonas alejadas de ese ruido al que nos someten. Le aseguro que «disfrutar» de los decibelios que Uds. permiten hasta altas horas de la madrugada teniendo que trabajar al día siguiente, en lugar de dar alegría, desquicia los nervios. Espero que tomen cartas en el asunto, y no vean como solución que los logroñeses nos tengamos que ir de nuestras casas cada vez que a alguien se le ocurra organizar una verbena. Conociendo su sensibilidad con el medio ambiente, no dudo que se hará cargo de este importante tema de salud ciudadana. Recuerde que la contaminación acústica también es contaminación. Gracias por su atención.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos