La Rioja, con Euskal Herria

ÁNGEL VEGAS

La Europa de las Regiones es imparable según el profesor Santiago Niño Becerra, afirmación en línea con otras dentro de la UE. Si acaso a largo plazo superando la UE de los Estados. De momento hablamos de España, del Estado de las Autonomías y el conflicto de Cataluña que ha puesto en cuestión su financiación, tensiones territoriales y encajes que dejan entrever la necesaria recomposición de lo que fue «café para todos». De todo esto no señalaría a un solo culpable; sí esperar de quienes ostentan el poder, además del necesario recurso a la Constitución, inteligencia y soluciones.

La exitosa, en su día, transición, por su propia dinámica de desgaste y décadas de endogamia y corporativismo partidista se ha agotado. El bochornoso espectáculo de corrupción generalizada que vivimos lo dice todo. Venezuela o el asunto catalán como letanía diaria hasta el aburrimiento, mientras otro entretenimiento desvíe la atención, entretenga al personal y no piense en el recibo de la luz, su hipoteca, el contrato laboral, la pérdida de prestaciones o cómo vestir y alimentar su familia. Cuentan del Cupo vasco que es constitucional pero no es justo. Tenemos que decir, con sana envidia, y mucho de esto sabemos los riojanos por el efecto frontera, que debiera haber servido de acicate para nuestras autoridades, o ante las insalvables dificultades, solicitar la unión al País Vasco y Navarra, ahora en la Eurorregión Aquitania-Euskadi-Navarra-La Rioja... por derecho y parte de la Euskal Herria histórica, mal que le pese al presidente del Athletic Club de Bilbao. Euskadi por su PIB aporta al Estado el 6,24% cuando le correspondería el 6.20%. Si se computara por población su aporte quedaría en el 4,8%.

Cuando en 1822 se creó la provincia de Logroño con todas las Riojas enclavadas en Navarra, Álava, Burgos y Soria, el político riojano D. Nicolas Alonso de Tejada expresaba su entusiasmo diciendo: en una palabra, tengo suelo sano y rico, soy poderosa, estoy grandemente poblada y puedo valer cuatro veces mas. ¡Si levantara la cabeza...!

Diez mil jóvenes logroñoses han emigrado durante esta década, otros tantos de la provincia. Nuestra tasa de paro no es de las mejores. Los sueldos respecto al País Vasco y Navarra, menos 6.000 y 4.000 euros anuales. La FER exige que la Rioja sea el eje de conexión Cantábrico-Mediterraneo. La Cámara de Comercio reclama al Gobierno que lidere un pacto de región en infraestructuras. Ante estas carencias sería conveniente que nos explicaran el cómo y por qué todo queda en agua de borrajas, en lamentable y decadente inmovilismo. Nuestra escasa población no da para más, nos quedamos con la irrelevancia territorial y política, así difícilmente podremos progresar. La FERy la Cámara de Comercio son conscientes de nuestras necesidades. La Camara de Comercio lo fue de estos problemas ya en 1931 durante la II República, precursora de esta inciativa lideró con estudios económicos y contactos con los medios e instituciones del País Vasco y Navarra esta realidad, que hoy sigue siendo la misma, y concluyendo: «Todo pues, preconiza y parece aconsejar nuestra unión con Vascongadas y Navarra».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos