Las puertas del Alvia Madrid-Logroño no se abrieron

MARÍA TERESA RUIZ

Me gustaría aclarar algo sobre la versión que SOS Rioja ofreció el 27 de junio referente a lo ocurrido en el tren Alvia Madrid-Logroño. Mis cuñados y yo viajábamos en dicho tren y puedo asegurar que en el vagón número 3 no se abrieron las puertas en ningún momento desde que el tren salió de la estación de Rincón de Soto hasta llegar a Calahorra. El tiempo transcurrido de una estación a la otra (más el parón por la explosión) fue con creces de más de 30 minutos.

Cuando llegamos a Calahorra, los tres decidimos bajar y esperar a que viniera desde Logroño un familiar a recogernos para subir a la capital.

Cuando estuvimos parados en pleno campo, desde nuestros asientos no pudimos ver si otras personas habían bajado del tren, sólo se veían rastrojos y en un camino dos coches de policía y un camión de bomberos. Así que si se abrieron las puertas, ¿cuáles fueron? Quizá fueron los vagones 1 y 2 de clase preferente. Y si fue así, ¿por qué se bloqueó el resto?

Nuestra estación es bonita. La pena es que casi no tiene trenes y lo peor que algunos se incendian.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos