De piratas y corsarios

JOSÉ MIGUEL BAÑOS MARTÍNEZ

Hace ahora cinco años el diario que Ud. dirige publicaba una nota de prensa bajo el titulo «piratas de lo público» en referencia a las políticas sanitarias y privatizadoras del Gobierno regional. Hoy en día puede afirmarse que las cosas no han cambiado; bueno sí..., a peor.

La frase que mejor define el actual momento es el que figura en esta carta: piratas y corsarios.

Hay que decir que llamamos piratas a los gobiernos y personas que utilizando su poder y sus cargos entran por la fuerza en nuestra envidiada sanidad, la descapitalizan y la venden al mejor postor, con el agravante de que ellos en poco tiempo dejarán sus cargos sabiendo que luego dispondrán de puertas giratorias para seguir viviendo de los demás.

Luego están los corsarios, que son las empresas que, además de recoger el botín sanitario, especulan con el mismo, ofreciendo sanidad a cambio de dinero y que cuentan con la complicidad del gobierno. La última muestra la tenemos con el test del sida, que ahora ofrecen las multinacionales farmacéuticas por el precio de 30 euros.

Soy de los convencidos de que nuestra sociedad tiene capacidad para recuperar la sanidad que teníamos. También que no va a ser sencillo; estos piratas detentan ahora el poder y la fuerza, pero la del lado oscuro. Pero nuestra sociedad ha tenido siempre la valentía de poner a cada uno en su sitio. En La Rioja no queremos corsarios ni gobiernos colaboracionistas que propician la degradación de la sanidad pública.

Ya estamos tomando iniciativas para recuperar el espacio sanitario público; por ello saludo con los mejores propósitos a la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública, al trabajo que se está realizando para evitar más privatizaciones como el parking CIBIR, con un contrato sangrante para los presupuestos públicos de más de 5,4 millones de euros en compensaciones o a la Marea Blanca Rioja, que con su crítica propositiva denuncia las tropelías de la Consejería de Salud.

Estos movimientos necesitan del respaldo de la gente y por ello me permito hacer un llamamiento para que participen en este tipo de organizaciones ciudadanas en defensa de una sanidad pública, universal y de calidad.

Desde mi humilde aportación, les seguiré dando mi apoyo para despejar nuestra región de piratas y corsarios de lo público.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos