Una mentira repetida

JAVIER RIVAS UBAGO

Por parte de todos parece asumirse que cada uno de los dos millones de votos que han tenido los partidos mal llamados independentistas en Cataluña se convertirían en otros tantos síes en el caso de un hipotético referéndum por la independencia.

Craso error. Una cosa es no sentirse españolista y molestar a quien no piensa como ellos (sin costo económico) y otra muy diferente autoflagelarse votando sí a la independencia. El catalán no es tonto y sabe el costo global que ello conllevaría («la pela es la pela»). Las primeras muestras ya las están padeciendo solamente con una declaración de intenciones. Por lo tanto y con toda seguridad los resultados de esa posible utópica votación serían muy otros. Debemos ser conscientes de que estas autonómicas no han sido ningún tipo de plebiscito como así lo quieren hacer creer.

Una mentira repetida y no entiendo por qué asumida por todos se convierte al final en una falsa verdad. Además engorda el ego de quien así miente, debilitando al mismo tiempo la convicción de los que seguimos creyendo en la unidad del Estado.

Por favor, no sigamos riendo las gracias a estos malos humoristas y, sin embargo, grandes ilusionistas.

cartas@larioja.com

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos