Incongruencias nacionalistas

PEDRO ZABALA

El vidrioso asunto de los tesoros artísticos del monasterio de Sijena parece haberse solucionado por efecto de resoluciones judiciales, después de que el Gobierno Central hubiese asumido funciones de la Generalitat catalana, por aplicación del art. 155 de la vigente Constitución.

Después de que los límites de las diócesis eclesiásticas se hicieron coincidir con los políticos, ese territorio pasó a depender de una diócesis aragonesa, desgajándose de la leridana. Y esas joyas artísticas fueron trasladadas al museo religioso de Lérida. Y aquí surge un problema político, entre el Gobierno de Aragón y el catalán. Y la tozudez de éste -¿no era esa cualidad propia de los aragoneses?- en negarse a su traslado.

Aquí viene la incongruencia: ¿no es la Franja, tierra aragonesa donde se habla catalán, zona reclamada por el nacionalismo catalán dentro de los Países catalanes?. ¿Entonces, por qué no pueden volver a la Franja esos tesoros artísticos? ¿O sólo lo es como territorio a dominar?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos