Un gueto en el casco antiguo de Logroño

CRISTINA ARAGÓN

Desde el pasado 19 de septiembre, el casco antiguo de Logroño se convierte los fines de semana en un gueto libre de servicios de protección.

Los viernes y sábados, desde alrededor de las 19.30, la policía cierra el acceso motorizado a las calles del casco antiguo como algo que parece ser una norma que quieren imponer 'sotto voce' desde San Mateo cuando sí era procedente tener tal control considerando la gran acumulación de personas que unas fiestas locales como las nuestras congregan.

La consecuencia de este disparate es que si algún ciudadano necesita un servicio de emergencia por esas calles, ya sea policía local o nacional, ambulancia o bomberos, pues no lo va a tener ya que ha habido alguna mente preclara que ha decidido que es mejor que no puedan entrar al menos de manera urgente. Y yo me pregunto, ¿esa mente sagaz se hará responsable de la consecuencia que pueda tener la llegada tardía de un servicio de emergencia? Por no hablar del trastorno que eso causa al día día de los vecinos.

¿Dónde están todos los políticos que se llenan la boca diciendo que velan por los vecinos de Logroño? ¿Nadie se da cuenta de la desprotección en la que nos pone quien esto haya decidido con la excusa de protegernos? El gobierno municipal de Logroño desde hace muchos años ha tratado a los vecinos del casco antiguo con desprecio hacia sus derechos humanos, pero esto ya es el colmo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos