Gracias a la Residencia Orpea

El día 5 falleció nuestra madre, Carmen. Los últimos seis meses vivió en la residencia de mayores de Logroño Orpea. Desde que le concedieron plaza y hasta su ingreso nos surgieron dudas, temores e inquietudes sobre cómo se desarrollaría allí su estancia. Con el paso del tiempo nos fuimos tranquilizando al ver la acogida que tuvo y el trato y cariño que fue recibió, integrándose perfectamente en esa gran familia.

Con frecuencia, solemos denunciar actos, hechos o acciones que son impropios del ser humano pero casi nunca manifestamos muestras de gratitud, por eso queremos, a través de este medio, hacer un reconocimiento público de todo el personal de ese centro, desde la dirección, trabajadoras sociales, personal sanitario, personal de limpieza y mantenimiento, a las animadoras sociales, las cuales dan mucha vida a nuestros mayores con sus juegos, actividades, manualidades...., teniendo un recuerdo especial para Carmen, y por supuesto al personal de recepción (¡qué gran y silenciosa labor la suya!). Espero no haberme dejado a nadie por nombrar, pido disculpas si así ha sido. A todos ellos muchísimas gracias en nombre de mi madre, que al parecer también dejó un gran recuerdo entre ellos con su «señorita, señorita...», y en el nuestro propio.

cartas@larioja.com

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos